sábado 24.08.2019
MEDIO AMBIENTE

El 'Proyecto Riovivo' evidencia la urgencia de un plan para mejorar la gestión de residuos del sector agrícola

La segunda batida de limpieza del cauce del Almanzora promovida por Graeca y prevista para mañana se suspende por razones climatológicas

Algunas de las integrantes de Graeca durante la batida del pasado 13 de abril. (foto de su página de Facebook)
Algunas de las integrantes de Graeca durante la batida del pasado 13 de abril. (foto de su página de Facebook)

Con las excepciones propias que conlleva una generalización, el sector agrícola de la comarca debe aplicarse más en el cuidado del medio ambiente. Así lo delata la primera recogida de residuos enmarcada en el Proyecto Riovivo que se llevó a cabo el pasado sábado y que se ha fijado como objetivo la limpieza de todo el cauce del Almanzora.

Para mañana estaba prevista la segunda batida pero, por razones climatológicas, se ha aplazado. Como se apuntaba, la operación en el primer tramo, desde la desembocadura del río Almanzora hasta el canal de remo, se saldó con gran cantidad de residuos procedentes, casi en su totalidad, de la agricultura.

La operación en el primer tramo, desde la desembocadura del río Almanzora hasta el canal de remo, se saldó con gran cantidad de residuos procedentes, casi en su totalidad, de la agricultura

Por tanto, la gestión es manifiestamente mejorable y es responsabilidad de la Administración competente acometer un plan de actuación para corregir esta tendencia. Así lo demandan desde Graeca al tiempo que instan al ayuntamiento a Captura de pantalla 2019-04-19 a las 14_optretirar las grandes bolsas de la recogida con celeridad después de las recogidas. En esta ocasión se ubicaron en las columnas del puente (ver fotografía).

Cabe recordar que esta iniciativa se fraguó el pasado 11 de abril durante una reunión mantenida por la asociación ecologista con el alcalde de Cuevas del Almanzora, Antonio Fernández Liria. De esa colaboración conjunta surgió este ambicioso proyecto que se llevará a cabo a lo largo de los 15 kilómetros de cauce a lo largo de un año con una batida al mes (la cancelación de mañana modificará, obviamente, este calendario).  Para ello contará con la colaboración municipal, una implicación que viene  a reconocer el trabajo encomiable de este grupo que nació de la concienciación de cuatro chicas estudiantes que, poco a poco, han convertido Graeca en un ejemplo de activismo a pie de obra, en este caso a pie de playa o de río.

El 'Proyecto Riovivo' evidencia la urgencia de un plan para mejorar la gestión de...