sábado 24.08.2019
CAMPAÑA '19

Ocho años sin solar para el Calasanz

La candidata socialista a la Alcaldía de Huércal-Overa, Francisca Fernández, responsabiliza al actual regidor de ser incapaz de tramitar el emplazamiento del futuro centro educativo que sigue su actividad en aulas prefrabricadas

La candidata socialista durante su visita a las aulas prefabricadas.
La candidata socialista durante su visita a las aulas prefabricadas.

Las aulas prefabricadas del colegio San José de Calasanz de Huércal-Overa se instalaron con vocación de provisionalidad, pero, con el tiempo que llevan, y de no hallarse una solución, pueden llegar a ser vestigios del patrimonio histórico. La candidata socialista a la Alcaldía y ex delegada territorial de Educación, Francisca Fernández, aseguró el domingo que “en ocho años” el equipo de gobierno municipal del PP “ha sido incapaz de facilitar a la Junta de Andalucía el solar necesario para la construcción del nuevo centro”.  

Fernández recordó que en julio del año pasado “el alcalde se comprometió con la comunidad educativa de Huércal-Overa a ceder el único solar viable, situado en el Recinto Ferial, para el nuevo colegio”. Lo sabe de primera mano porque estuvo presente en función de su anterior responsabilidad. De haberse llevado a cabo esa cesión se hubiese posibilitado “la construcción del mismo y la reforma integral del San José de Calasanz”.

aulas

La llegada del nuevo gobierno autonómico, del mismo signo político que el actual regidor, tampoco ha servido de nada, según el PSOE, ya que  “tras cuatro meses la inversión de cerca de cuatro millones para el nuevo colegio se encuentra paralizada por motivos que únicamente conocen Domingo Fernández y Maribel Sánchez, delegada de la Junta”.

El ayuntamiento aprobó de manera unánime en julio de 2018 la cesión de la parcela de 6.820 m2 sobre la que se ubicaría en el barrio de la Molineta, cerca de la Estación de Autobuses

Cabe recordar que esa reunión de finales de julio de 2018 a la que alude la hoy candidata se llevó a efecto  para informar del estado de tramitación del expediente de construcción del colegio “para poder proceder a su licitación sin más demora, toda vez que el solar puesto a disposición en 2016 requiere aún de un proceso de tramitación a nivel municipal de modificación del PGOU que difícilmente concluirá antes de la finalización del presente ejercicio económico”.

Sin demoras, pero, desde entonces, ha pasado casi un año más. El ayuntamiento había aprobado días antes de manera unánime la cesión de la parcela de 6.820 m2 sobre la que se ubicaría en el barrio de la Molineta, cerca de la Estación de Autobuses. Los trámites exigían un proceso que no podría ser completado antes de que finalizara 2018.

A causa de este plazo, la Delegación Territorial solicitó por escrito una pequeña parte del solar de más de 42.000 m2 cedidos por la Consejería de Educación 50 años al ayuntamiento para uso como recinto ferial. Esa superficie de 8.100 m2 hubiera permitido la licitación del nuevo colegio sin ningún trámite posterior al tratarse  de suelo destinado a equipamiento y totalmente urbanizado, según aclaró entonces la Junta de Andalucía. Pues tampoco fue posible. Mientras tanto, las aulas provisionales empiezan a creerse eternas.

Ocho años sin solar para el Calasanz