sábado 24.08.2019
ELECCIONES 26-M

El socialista Fernández Liria arrasa en Cuevas y el PP hace lo propio en Vera

El PSOE arrebata Antas a los populares. Ciudadanos pasa de no tener representación a contar con mayoría absoluta en Los Gallardos. Domingo Fernández pierde la mayoría absoluta pero suma con C's. María López Cervantes revalida la mayoría en Garrucha. Rosa María Cano ampliaría ventaja en Mojácar. Fracaso absoluto de VOX en la comarca

Antonio Fernández Liria vota en su mesa electoral.
Antonio Fernández Liria vota en su mesa electoral.

El alcalde de Cuevas del Almanzora, el socialista Antonio Fernández Liria, dormirá contento y tranquilo. No es para menos. Después de cuatro años “insufribles”, como él mismo los definió, como pago al apoyo del concejal de Ciudadanos, su incontestable mayoría absoluta a buen seguro que le compensa de todo lo pasado. Pasa de ocho a 11 actas (por seis del PP) y, por el camino, lamina a Ciudadanos que acogió en su seno, en forma de lista, al ex concejal socialista tránsfuga José María Bascuñana. Pues ni él ni Indalecio Modesto, la pesadilla de Fernández Liria, estarán en la Corporación.

Y si de arrasar se habla, aunque en un sentido ideológico contrario, el PP lo ha hecho en Vera de manera apabullante con José Carmelo Jorge Blanco (en la foto) al frente. Si antes de la votación había dudas del destino de los siete concejales del ya extinto Partido Andalucista, ya no queda ninguna. El hecho de haber asimilado a tres concejales de esa formación en la lista socialista encabezada por Martín Gerez, no ha servido para mucho, por no decir que para nada. El vuelco es total y el bipartidismo también. 12 para el PP (por 8 que tenía) y 5 para el PSOE.

candidato ppvera

Tampoco les ha llegado a los socialistas con aumentar un acta en Huércal-Overa (de 6 a 7) para desbancar a Domingo Fernández, alcalde del PP y candidato a la reelección, que pierde la mayoría absoluta (pasa de 9 a 8), pero tendrá la alternativa de apoyarse en Ciudadanos que se queda con los dos que tenía. Esto de gobernar codo con codo en la Junta de Andalucía ayuda mucho a estas cosas del entendimiento.

En Carboneras, que también ha vivido una campaña de las duras, el PSOE, liderado por José Luís Amérigo, vuelve a ganar, pero otra vez de queda a un concejal de la mayoría y si los tres partidos restantes (Avanza, Gicar y PP) hacen frente común, muy probable, le dejarán sin sillón en el despacho de la Alcaldía.

En Carboneras, que también ha vivido una campaña de las duras, el PSOE, liderado por José Luís Amérigo, vuelve a ganar, pero otra vez de queda a un concejal de la mayoría y si los tres partidos restantes (Avanza, Gicar y PP) hacen frente común le dejarán sin sillón en el despacho de la Alcaldía.

Digno de resaltar resulta la mayoría absoluta (los seis concejales necesarios) que Ciudadanos alcanza en Los Gallardos más meritoria todavía cuando partía de cero pues en 2015 no tenía representación. En Garrucha, la alcaldesa socialista María López Cervantes mantiene la mayoría con siete actas después de haber padecido una campaña sucia por parte de sus oponentes, alguno ex compañero, que, a la vista de los resultados, no ha sido para nada eficaz.  Mención aparte merecen los dos fortines socialistas de la comarca más inmunes al paso de los años, Lubrín y Bédar.

Mucho más notable, por novedoso en este caso, es el vuelco en Antas donde el PSOE gana la alcaldía con los seis actas precisas para la mayoría absoluta, justo las que tenía el PP que se queda con tres, justo las que tenía el PSOE. Los dos puestos que ocupaba el PA en la corporación son ahora de Ciudadanos.

En Pulpí, feudo del PP, poca novedad. El alcalde Juan Pedro García pierde uno (de nueve a ocho) que gana el PSOE (de cuatro a cinco), pero sigue con una mayoría absoluta fijada en siete. En Mojácar, donde también se ha librado una agria campaña, Rosa María Cano, aumentaría de siete a ocho sus actas y el PSOE-Somos Mojácar se quedarían con cinco, en un arco ya bipartidista.

En Sorbas, nada cambia. Seis el PP, mayoría absoluta, y cinco el PSOE. Turre amenaza con perpetuar su inestabilidad con el mismo reparto que en 2015, solo con el cambio de una formación. Cinco para el PP, cuatro para el PSOE y dos a cuenta de Para la gente, el mismo número que sacó en 2015 Somos Turre.

(Por razones de escrutinio, algunos datos son provisionales. Toda la información detallada de datos está en el enlace del Ministerio del Interior)

El socialista Fernández Liria arrasa en Cuevas y el PP hace lo propio en Vera