Lunes 17.06.2019
POLÍTICA

Carboneras, Huércal-Overa y Turre apuran esta semana sus negociaciones para saber quién estará al frente de la Alcaldía

El actual alcalde de Huércal-Overa, Domingo Fernández, depende de C's para conservar su cargo.
El actual alcalde de Huércal-Overa, Domingo Fernández, depende de C's para conservar su cargo.

En la semana del no va más, los tres municipios de la comarca que dependen de pactos entre partidos para la gobernabilidad siguen a la espera de saber quién será su alcalde o alcaldesa. Obviamente, tiempo hay hasta el viernes (el sábado 15 se constituyen las corporaciones) de llegar a acuerdos o de todo contrario e incluso, cosa muy frecuente en este tipo de negociaciones, de escenificar un rechazo que horas después se convierte en un consenso. En el caso de Carboneras, la movilización ciudadana en contra de las descargas de mineral de hierro en el puerto ha restado protagonismo, como es lógico, al encaje de bolillos político. Salvo giro de guión, lo previsible es que, de nuevo, el PSOE se quede en la oposición pese a ser el partido más votado.

Lo cierto es que el mapa electoral en el municipio da para una serie. En síntesis, el actual alcalde Felipe Cayuela, que lo era por el Grupo Independiente de Carboneras (Gicar), puede volver a renovar como regidor bajo las siglas de su nueva formación Carboneras Avanza y sus cuatro actas. Para ello, habrá de reconciliarse, y parece que en ello están, con su antiguo compañero de filas y ex alcalde, Salvador Hernández, quien obtuvo dos concejales el pasado 26-M como cabeza de lista del Gicar.

A Hernández, inhabilitado un año por los tribunales por negar datos a la oposición, no le sentó bien la sucesión de Cayuela, pero ya se sabe que la política une y distancia con idéntica facilidad. De ganarse de nuevo su confianza, y junto al concejal que aporta el Partido Popular, le daría de nuevo la alcaldía con esos siete necesarios para la mayoría absoluta (los socialistas cuentan con seis).

En el municipio más extenso y poblado de la comarca, Ciudadanos está haciendo valer sobradamente su papel decisivo para saber quién se sentará en el sillón de la Alcadía de Huércal-Overa

En el municipio más extenso y poblado de la comarca, Ciudadanos está haciendo valer sobradamente su papel decisivo para saber quién se sentará en el sillón de la Alcadía de Huércal-Overa. Quien fuera cabeza de lista con la formación naranja, María del Mar Meca, con dos actos, tiene y mantiene la sartén por el mango. Lo último que se intuye, sin olvidar que estas estrategias se voltean en horas, es que, en contra de lo que sería normal, está dispuesta a dejar que la candidata socialista, Francisca Fernández, sea la máxima regidora.

Y sería normal porque Ciudadanos ya ha dejado claro que el PP es “socio preferente” y porque ambos co gobiernan en la Junta de Andalucía. Está por ver si un partido fuertemente centralizado como es el que lidera Albert Rivera permite en un municipio de esta entidad dar la alcaldía al PSOE. Será una prueba del margen de autonomía con el que cuentan las organizaciones territoriales.

Por último, en Turre los resultados electorales han sido tan similares a los de 2015 que las dificultades para gobernar que han marcado toda la Legislatura amenazan seriamente con repetirse. El PP volvió a ganar, pero no le llega con sus cinco concejales frente a los seis que suman el PSOE y, en esta ocasión, Turre para la Gente.

Aun así, no todo es aritmética y el malestar entre ambas formaciones es latente hasta el punto de que el líder de esta última formación, Martín Morales, en declaraciones recientes a una radio, no descartaba incluso un acuerdo con el PP. Algo que, ciertamente, sería complejo de explicar. En todo caso, esta semana se saldrá de dudas.

Carboneras, Huércal-Overa y Turre apuran esta semana sus negociaciones para saber...