sábado 11.07.2020
PULPÍ

54 guías turísticos mostrarán al público los encantos y la historia de la Geoda

Los futuros guías de la Geoda posan con sus diplomas.
Los futuros guías de la Geoda posan con sus diplomas.

La Geoda ya tiene a los 54 cicerone que se encargarán de dar cuenta de su historia. Ayer se les hizo entrega de los diplomas que acreditan que han realizado el Curso de Guía Turístico de La Geoda de Pulpí. A partir del 29 de julio, en prácticas y, oficialmente, a partir de su apertura al público en octubre, serán quienes realicen las visitas por la Mina Rica y Geoda.

Vaya como adelanto que esta mágica cueva de cristales, una joya de la naturaleza, fue descubierta hace veinte años por casualidad por el Grupo Mineralogista de Madrid y que, según los expertos, se formó hace unos seis millones de años durante  la crisis salina del periodo Messiniense, llamado así en alusión a las evaporitas (rocas formadas por cristalización de sales)  de la localidad italiana de Mesina.

Es, documentalmente, la segunda más grande del mundo tras la de Naica en México aunque esta, por alcanzar temperaturas muy superiores a los 40 grados, no es visitable

El paso del tiempo ha procurado en elementos tan básicos como el agua y la sal un paisaje sobrecogedor que, sin duda, se convierte en uno de los atractivos turísticos más importantes no solo de la comarca. Sus cristales de yeso alcanzan hasta los dos metros y, en total, ocupa un volumen hueco de 10,7m3 con ocho metros de largo, por 1,80 de ancho y 1.70 de alto. Está a 50 metros de profundidad.

La Geoda de Pulpí es, documentalmente, la segunda más grande del mundo tras la de Naica en México aunque esta, por alcanzar temperaturas muy superiores a los 40 grados, no es visitable. La de Pilar de Jaravía lo será muy pronto con entradas a 22 euros para turistas, 15 para grupos y 10 euros para empadronados en Pulpí.

 

54 guías turísticos mostrarán al público los encantos y la historia de la Geoda