Viernes 24.05.2019
SORBAS

El zoco del 'si-le, no-le'

'Levantico' comparte la quedada de cromos en la Plaza de Sorbas con madres y padres que ponen igual o mayor empeño que sus hijos en completar las 260 instantáneas del álbum deportivo del municipio

Dos de las coleccionistas interrumpen brevemente su tarea.
Dos de las coleccionistas interrumpen brevemente su tarea.

Primero en el bar de la plaza y luego en los bancos que la rodean parece que este sábado de mañana inestable se celebra un campeonato del juego de los barquitos. K12-J5-G7… Únicamente cambia la respuesta a esas claves. El ‘tocado’ o ‘hundido’ se torna en un ‘lo tengo’ pesaroso o en un ‘no lo tengo’ jovial. En suma, el ‘si-le, no-le’ que, de generación en generación, es seña de identidad del intercambio de cromos. La lista de las codiciadas piezas, cosa de los nuevos tiempos, ya no se apunta a boli en un bloc sino que figura impresa a modo de test psicotécnico. Una cruz señala cada uno de los objetivos cumplidos.

La plaza de Sorbas se convierte así en un mini zoco en el que padres y madres ponen igual empeño o más que sus hijos en completar las 260 instantáneas adhesivas (eso del pegamento Imedio pasó hace tiempo a mejor vida). El hecho diferencial es que no se trata de cromos de distintas colecciones en curso sino del álbum que inmortaliza a quienes fomentan y practican el deporte en el municipio.

2018-12-02 12.58.58

“Este año, cuenta Juan González a Levantico, la colección empezó a finales de febrero o principios de marzo”. Desde esas fechas, en casi todos los establecimientos (trece en total) se pueden adquirir los sobres a un euro la unidad con seis cromos y varias sorpresas donadas por los comercios. De hecho, uno de los pequeños interrumpe la transacción para dar cuenta a los presentes, una veintena en ese momento, que le ha tocado una tableta de chocolate. A juzgar por el tono lo prefiere a un cromo que se le resiste a salir.

En casi todos los establecimientos de Sorbas, trece en total, se pueden adquirir los sobres a un euro la unidad con seis cromos y varias sorpresas donadas por los comercios

“Tratamos, añade González (en la foto superior), de fomentar mucho el intercambio de cromos para que todos puedan completar el álbum sin tener que gastar más de la cuenta”. En total, entre 40 y 45 euros. Las sorpresas no acaban en el interior del sobre ya que al final de temporada se llevan a cabo dos sorteos, uno en Sorbas y otro que la empresa Cromokids que edita y distribuye los álbumes (también radicada en el municipio) lleva a cabo entre todos los lugares en los que está presente con incentivos como una Play Station 4, una semana gratis en un campus nacional o un lote de juguetes.

Captura de pantalla 2019-05-04 a las 13.52.17

Además de este aspecto,  y así lo señala Juan González, en su doble condición de deportista y de estar vinculado a la empresa, “de lo que se trata es de incluir a todos los deportistas del pueblo”. Para ello, en las cuarenta páginas del álbum están todos los que son y más. Practicantes de fútbol, yoga, vóley, rítmica, pilates, mantenimiento….

Y también viejas glorias del deporte y emigrantes que se han buscado la vida con el deporte fuera de su localidad de origen. En resumen, un fresco amplio y colorido que, además de reivindicar el deporte como factor de convivencia, revitaliza una plaza en la que se siguen comprando y vendiendo cromos, tachando letras y números y, principalmente, pasando un buen rato.     

El zoco del 'si-le, no-le'