miércoles 23/9/20
VERA

Aquí un concejal, aquí una desbrozadora

El equipo de gobierno presenta en sociedad la máquina en la que gastó casi 23.000 euros tres días después de pagar más de 18.000 euros a una empresa para hacer unos trabajos que ya podría haber realizado el nuevo equipamiento
El concejal Martínez junto a la desbrozadora.
El concejal Martínez junto a la desbrozadora.

El equipo de gobierno del PP de Vera ha tenido a bien presentar hoy a la flamante máquina desbrozadora comprada por el municipio. El responsable del área de Mantenimiento, Miguel Ángel Martínez, ha sido el encargado de hacer los honores (esas mascarillas para la foto) "supervisando de primera mano", según asegura el ayuntamiento, los trabajos que realiza.

Se da la circunstancia de que esta máquina, todavía sin nombre, ha costado a los contribuyentes casi 23.000 euros, según figura en el contrato de adjudicación del pasado 28 de mayo. Una inversión que se puede dar por buena ya que aumenta el patrimonio municipal.

Lo que resulta todavía hoy poco comprensible es que tres días antes, el 25 de mayo, el mismo equipo de gobierno soltara 18.150 euros a una empresa de obras públicas para la limpieza y desbroce de los márgenes de la carretera CN-340, una tarea sin duda necesaria pero no urgente.

Parece ser, y así lo argumentó, que para el PP si lo era por lo que se entiende menos aún que en su año de gobierno no lo hubiera hecho ya hasta tres días antes de comprar la máquina ¿No se podría haber esperado y hacerlo ya con la desbrozadora municipal? Pues parece que no.

Y eso que hoy, el propio equipo de gobierno, asegura que "esta nueva maquina, permitirá reducir el coste de este tipo de trabajos, ya que todas las tareas en las que esta maquinaria era necesaria se tenían que encargar a empresas externas, por lo que se pretende ahorrar y amortizar muy pronto la inversión, reduciendo considerablemente el gasto en la contratación de este tipo de servicios".

De eso se trataba. De no despilfarrar más de 18.000 euros del dinero que aportan los vecinos y vecinas de Vera ¿Tan difícil era de entender?

Aquí un concejal, aquí una desbrozadora