miércoles 25/11/20

Carta al PP de Vera de un medio “intrascendente”

En cualquier sistema democrático saneado un medio de comunicación, por “intrascendente” que sea, merece el respeto propio de su función. Entrecomillo el calificativo porque ha sido, entre otras lisonjas, el usado por el PP de Vera en sus redes sociales para arremeter contra este diario digital en general y este articulista en particular. Nunca ofende quien quiere sino quien puede. Aquí podrían finalizar perfectamente estas líneas.

Sin embargo, acaso merezca la pena ahondar en lo que destilan los bramidos de este partido. Primero esa contradicción de pretender minusvalorar a la vez que te dedica tiempo y esfuerzo ¿Si tan insignificantes es Levantico a qué viene tanta iracundia? Bastaría con aplicar la mitad de indiferencia de la que despierta en esta redacción sus dislates. Segundo, ese magisterio que pretende impartir sobre la veracidad informativa.

Es tal el cúmulo de ejemplos que, por sintetizar, si se acota a las últimas dos semanas, hablamos de la organización política que ha difundido una foto de Pedro Sánchez en la que aparece riéndose. El motivo que daba el binomio PP-VOX o viceversa era que lo hacía de las víctimas de la pandemia. Era una foto de hace dos años en la casa del escritor José Saramago. De esas fuentes informativas bebe el PP.

O, más reciente, ese sideral ridículo del siempre ponderado Rafael Hernando, burlándose del cargo de embajadora para la Igualdad de Género que su propio partido creó, no el partido socialista, cuando él era portavoz. Lleva tanto de cargo público que es lógico que no se acuerde de todo ¿Y con estos recientes mimbres se atreven a dar lecciones?

Y encima sobre una noticia que nadie ha desmentido. Una concejala del PP de Vera adjudicó contratos a una empresa vinculada a su pareja. Eso se dijo en el Pleno y nadie argumentó lo contrario ni amenazó con acudir a los tribunales por esa afirmación. Si escuece no hay antídoto más eficaz que dedicarse a otra cosa. La entrada en política es voluntaria, las luchas por ocupar puestos altos en las listas más que habituales, por algo será, y la labor de la prensa, al menos de aquella que no debe nada a nadie, es informar y opinar.

¿Es que acaso no les basta con los publirreportajes de las redes sociales del ayuntamiento que han convertido en su cortijo? ¿Es que no les sacian las piezas subvencionadas con dinero público a través de la publicidad institucional? ¿No les aburre que todos estemos de acuerdo? Hasta los “intrascendentes” tenemos derecho a la vida. En este caso, esa vida se llama libertad de expresión, no sé si les suena.

Es decir, cuando hay un comportamiento político poco ético se trata de corregirlo y no de cerrar el periódico que se hace eco de ello. Es de común conocimiento que ese sería el deseo de muchos, pero costó muchas vidas llegar hasta aquí para arrugarse ahora por no ofrecer información a la carta.

Para que vean que no hay rencor alguno, incluso les ofrecemos una solución inmediata para evitar esos sofocos tan perniciosos con estas temperaturas: si no les gusta Levantico, no lo lean. Nos costará, pero sobreviviremos. Por fortuna cada día somos más mal que les pese. 

Carta al PP de Vera de un medio “intrascendente”